Actualidad

27/09/2017

Cómo cuidar tus palmeras en otoño

Cómo cuidar tus palmeras en otoño

Tras el verano llega, irremediablemente, el otoño. Sin embargo, este cambio de estación no debería suponer un problema en la poda de palmeras en Tenerife, ya que jugamos con la ventaja de disfrutar de temperaturas estables durante todo el año, sin grandes cambios.

A la hora de cuidar nuestras palmeras durante el otoño, debemos tener en cuenta que la temperatura no exceda los 20 grados centígrados, pues podemos beneficiar la aparición de determinadas plagas como son, por ejemplo, el picudo rojo. De esta forma, la poda de palmeras en Tenerife, teniendo en cuenta sus temperaturas medias, se podría llevar a cabo sin problemas a partir del mes de noviembre.

Así mismo, el cuidado en esta época concreta del año que nos disponemos a comenzar no difiere en exceso del resto del año. Tenemos que fijarnos en la coloración de las hojas y a su estado. En el momento que estas comiencen a amarillear las cortaremos, pues no es necesario esperar a que estén completamente marchitas. Conviene también estar atentos a las hojas en mal estado, ya que pueden estar afectadas por hongos u otros microorganismos, suponiendo un riesgo para el resto de hojas sanas.

Por lo tanto, a pesar de que, si bien es cierto que el otoño, y mucho menos el invierno, no son la mejor época para que nuestros jardines luzcan soberbios, sí que es una temporada perfecta para poner nuestras palmeras a punto. Además, al realizar este acondicionamiento en otoño, nos ahorraremos sufrir las calurosas temperaturas del verano, llevando a cabo esta actividad placenteramente.

Esto lo sabemos bien en Rambaud, B., donde aparte de los consejos anteriormente descritos, te facilitaremos muchos otros, además de un servicio personalizado, para que tus palmeras se vean sanas, vitales y radiantes sea cual sea la época del año, cuidándolas y protegiéndolas.